Chaneques los Duendes Mexicas

 

Chaneques los Duendes Mexicas son criaturas de esta mitología y están asociadas al inframundo.

Chaneque proviene del náhuatl y significa < los seres que habitan en lugares peligrosos >.

Se cree que su origen es totonaca.

Tienen apariencia traviesa, pero en la mitología mexica se les considera seres de cuidado porque se dice que son capaces de enfermar a las personas e, incluso, hacerlos perder su < tonalli > que es la energía vital de los seres humanos (alma).

Al habitar en lugares peligrosos, su misión es cuidar de esos lugares.

 

 

Leyendas de los Chaneques los Duendes Mexicas

 

Se conocen muchas leyendas sobre los Chaneques en el que su espíritu travieso y su gran valor para los seres humanos se destaca porque si las personas los ofenden son < castigados > con el < mal del aire >.

Ahora bien, también se dice que si  en tu casa desaparecen las cosas o se caen ollas solas puede  que tengas un Chaneque haciendo travesuras.

Son muy populares en el sureste mexicano y se tiene la creencia de que son dioses menores que cuidan los montes, los animales silvestres, manantiales, bosques y selvas.

Algunos dicen que son seres de un metro con veinte centímetros, con los pies al revés, cuerpo deforme, cola y sin la oreja izquierda.

Otros aseguran que son enanos con cara de niños pero avejentados y que actúan y hablan como niños.

Para otros, sólo son niños traviesos que hacen travesuras como lanzar piedras, tirar cacharros en la cocina y asustar a los animales.

 

 

Los Chaneques en diferentes lugares

 

En los Tuxtlas, Veracruz, dicen que hay dos clases de Chaneques: los buenos que aparecen donde hay seres humanos y los malos, que viven en lugares apartados y peligrosos como cuevas, ríos, montes o cerros.

Los Chaneques de los Tuxtlas están bajo el mando de Chane, dios de la tierra y el agua, quien vive en el mundo subterráneo. Vela por los humanos y castiga a los adúlteros con ayuda del burrito < lúpu’ti > y el gatito < shúnu’ti >.

Los buenos viven en los cultivos, hacen travesuras y sólo causan daño si son molestados.

Los malos viven en cuevas o ríos y se cree que secuestran niños para convertirlos en sus sirvientes.

Los Chaneques de Oaxaca (Jamiltepec) ayudan a los cazadores; pidiendo a cambio una ofrenda.

En Teloloapan, Guerrero, los Chaneques viven en los pozos; pero no les gusta que los molesten en cuanto oscurece, es por eso que las personas sacan el agua antes de que se ponga el sol.

Los Chaneques de Hidalgotitlán, Veracruz, aparecen como niños, pero también como adultos; estos si se sienten molestados o te portas < mal >, te causan una enfermedad que se llama < espanto de Chaneque > que se caracteriza por cansancio y falta de apetito.

Para proteger a los niños de los Chaneques se les ponen ojos de venado, collares de nueces, cruces de palma o la ropa al revés.

 

        • Chane reside en el talogan, cartaxotalpan o ta’altampa.

 

        • Viven en parejas o están casados

 

En algunos pueblos mexicanos es muy común escuchar que estos Duendes asustan a las gallinas y guajolotes, jalan la cola a los animales e, incluso, trenzan las crines de los caballos por las noches.

 

  • Burrito lúpu’ti se les aparece a los adúlteros, los desnuda y se los come a lamidas.

 

  • El gatito shúnu’ti se presenta ante las mujeres infieles, se transforma en tigre y las devora.

 

Por hoy es todo, pero ya sabes que cualquier cosa,

estaré encantada de leerte en los comentarios y por correo (platicamosrocio@gmail.com).

Gracias por leerme y

si te apetece, comparte y soñemos juntas.

No seas diferente,

¡Sé única!

¡Besiños infinitos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *