Nahual, el alter ego animal del ser humano

Nahual, el alter ego humano, significa energía, espíritu o fuerza de los seres y elementos de la naturaleza.

Cada persona, al momento de nacer, tiene ya con ella el espíritu de un animal, este se encarga de protegerlo y guiarlo. Estos espíritus, usualmente, se manifiestan como una imagen que aconseja en sueños o con cierta afinidad al animal que tomó a la persona como su protegida.

Se dice que algunas personas, más preparadas, pueden adquirir la forma de su nahuales y utilizar esta habilidad de diversas formas, no todas ellas de forma positiva; según la tradición popular.

A los dioses de las culturas maya, tolteca y mexica se les atribuye la facultad de tomar la forma de un animal (nahual) para interactuar con los humanos. Cada dios podría tomar una o dos formas.

Entre estos dioses podemos ver que, según las tradiciones, el nahual de Tezcatlipoca era el jaguar, aunque también usaba la forma de coyote.

Por otro lado, el nahual de Huitzilopochtli era el colibrí y Quetzalcóatl como serpiente emplumada.

 

Nahual, el alter ego del ser humano, en la mitología maya

La cosmovisión de los mayas tenía conceptos como la relación del ser humano, la naturaleza y el cosmos; así como la concepción del tiempo cíclico. Los mayas conciben a la tierra como una madre que provee a los seres humanos con todo cuanto necesitan.

Ellos tienen 20 nahuales para sostener al mundo de forma alterna. El día de nacimiento de cada individuo trae fuerzas o efectos que le permiten llevar a cabo su misión, con la intervención y protección de su nahual.

Nahual, conexión del ser humano con el ecosistema

Los mayas creen que los nahuales son símbolos que representan y vinculan a la persona con el ecosistema creando un equilibrio. Cada persona tiene su propio nahual dependiendo el día en el que nació.

 

Los nahuales mayas, alter ego del ser humano

Imix – Dragón

Ik – Viento

Ak´b´al – Noche

K´an – Semilla

Chikchan – Serpiente

Kimi – Enlazador de mundos

Manik – Mano

Lamat – Estrella

Muluk – Luna

Ok – Perro

Chuwen – Mono

Eb – Humano

B´en – Caminante del cielo

Ix – Mago

Men – Águila

Kib´- Guerrero

Kab´an – Tierra

Etz´nab´ – Espejo

Kawak – Tormenta

Ajaw – Sol

 

Leyendas sobre el Nahual

Algunas leyendas cuentan que son brujos o chamanes y que estos adquirían los poderes de sus animales de nacimiento para curar o para otras cosas no tan positivas.

Se dice que podrían convertirse en lobos, coyotes, caballos, zopilotes, burros, guajolotes e incluso en ranas.

Sólo pueden convertirse en la noche, una vez que sale el sol, vuelven a ser humanos.

También se cuenta que si se llega a lastimar a un nahual en su estado animal, al convertirse en humano, este cuerpo tendrá la misma cicatriz, en el mismo lugar.

Hay varias creencias, una de ellas dice que es un brujo con cierta maldad; otra cuenta que nacen con el poder de hacer el bien o el mal con esta habilidad. Una más dice que los nahuales se alimentan de bebés y niños; y la cuarta afirma que es un animal guardián teniendo conexión con una sola persona.

Definitivamente, yo me quedo con la leyenda maya del nahual, son energías animales que se nos otorgan en el día de nuestro nacimiento y que nos guían y protegen durante la vida para cumplir nuestra misión.

FIRMA OSCURO Rocio Casas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.