Y entonces dejará de sufrir

 

Y entonces dejará de sufrir…

 

¡Qué impotencia siento cuando lo observo!

Tiene el mundo entero, la madre tierra y la energía divina;

y aún así, no sabe dónde está ni hacia dónde va.

Robot sin alma, si solo escuchara.

 

Si solo sintiera.

Si dejara de lastimarse uno a otro, si se diera cuenta

de lo cruel que es consigo mismo; el único ser vivo

que, no solo lucha por ser mejor que el otro,

sino que se empeña en que a ese otro, le vaya peor.

 

El único ser que disfruta viendo sufrir a los demás

y todavía se pregunta porqué en su vida solo hay sufrimiento.

Es único, fue creado especial y aún así, se empeña

en ser igual; finge querer ser diferente del resto y solo

es una oveja dentro de un rebaño.

 

No aprovecha todo lo que le ha sido entregado,

lo quema entre emociones y sentimientos negativos

hacia sí mismo y hacia los demás.

Sus elecciones y decisiones lo tiene donde está,

pero es más fácil culpar a alguien más que reconocer

su propia responsabilidad.

 

Se sonríen entre ellos y después se clavan una espada,

la espada de la envidia, de la mentira, de la traición.

Se llama a sí mismo, especie superior, pensante;

si supiera que exactamente eso que  presume

es lo que lo está destrozando como especie.

 

Y como no puede aceptar su responsabilidad,

destruye la naturaleza que le ha sido entregada,

así es más fácil culpar a alguien o algo más.

 

Si viera el mundo a través de mis ojos,

aceptaría el regalo que se le ha dado

y lo abriría; no lo tendría escondido

en lo más profundo de su cuerpo;

el día que abra ese regalo

entenderá cuál es su misión y para qué

está aquí.

Ese día dejará de sufrir…

FIRMA ROCIO CASAS

 

Por hoy es todo, pero ya sabes que cualquier cosa,

estaré encantada de leerte en los comentarios y por correo (platicamosrocio@gmail.com).

Si te apetece, comparte y soñemos juntas.

No seas diferente,
¡Sé única!

¡Besiños infinitos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.