Nos urge ir de compras

 

He estado revisando mi clóset porque hace tiempo que no me siento cómoda con la ropa que me pongo. No me siento identificada ni con el estilo, ni la forma, ni el color. Haciéndolo me di cuenta que hay tres colores que predominan en él: el azul, el blanco y el café; de los demás poca cosa.

No sé si a ti te pasa, parece que solo tengo ropa que me hace sentir cómoda pero no la que me hace sentir bien.

Me puse a investigar un poco sobre el tema y encontré cosas muy interesantes que hoy comparto contigo. Con todo lo que he encontrado no me queda la menor duda de que a veces somos nosotras las que más nos bloqueamos, de una u otra manera estamos siempre poniéndonos excusas y pretextos para no hacer nada por nosotras mismas y a veces un simple cambio de color a la hora de vestirnos o en nuestra zona de trabajo, puede hacer que nuestra perspectiva y nuestro estado de ánimo, así como la imagen que proyectamos, cambie.

Y después de que leas esto sé que pensarás como yo: nos urge ir de compras.

 

Importancia del color en nuestras vidas

 

Los colores influyen en nuestro estado de ánimo por eso que cuando nos vestimos, inconscientemente,elegimos el color en función de cómo nos sentimos en ese momento.

Escoger los colores adecuados para nuestro hogar, nuestro lugar de trabajo o la ropa que usamos, nos ayuda a tener un estado de armonía.

 

 

 

 

Cromoterapia

 

Desde tiempos remotos, diferentes culturas han usado los colores como una forma de sanación tanto emocional como física. Tanto en la antigua Grecia como en Egipto se construyeron templos destinados a la sanación mediante la luz y el color. También encontramos que la medicina china y la india han utilizado los colores como un componente importante en sus tratamientos ( aún en nuestros días).

Actualmente, encontramos diferentes formas de aprovechar la energía sanadora de los colores. Algunas de estas formas se aplican físicamente y otras utilizando métodos de visualización. Dentro de las formas físicas tenemos por ejemplo las luces de colores utilizados por algunos hospitales para aplicar en ciertas zonas del cuerpo y lograr su sanación.

En la medicina alternativa se utiliza la cromoterapia para facilitar la sanación de enfermedades restableciendo el equilibrio energético en el cuerpo.

En la cromoterapia se utilizan lámparas alógenas y filtros de color para exponer a la persona por unos minutos (ocho minutos aproximadamente) a
la luz de colores de una habitación oscura.

No hay ninguna contra indicación en el uso de la cromoterapia ya que no tiene efectos secundarios.

La gama de colores que existe se divide en:

COLORES FRÍOS: Violetas, azules, verdes; que inducen a la paz, la soledad, la relajación, la reflexión.
COLORES CÁLIDOS: Rojos, amarillos y naranjas; que te hacen sentir vital, nervioso, feliz.

Dentro de estas categorías hay diferencias cromáticas a las que hay que poner atención, estos matices pueden hacerte sentir diferente a lo que
deseas, los tonos claros de la gama de colores cálidos también proporcionan sensaciones de relajación y por tanto tendrán un efecto contrario
a su color original.

 

 

Colores y sus efectos

 

Colores fríos

 

VIOLETA: Enfrentar miedos, ansiedad y fobias. Favorece la concentración en los estudios, ayuda a enfrentar los cambios. Es el color espiritual
y ayuda a la meditación, la imaginación e intuición. Se utiliza para el funcionamiento del bazo, menopausia y osteoporosis.

ROSA: Duelos, pérdidas, abandonos, reduce el sentimiento de soledad.

ÍNDIGO: Trastornos nerviosos y mentales ya que estimula la hipófisis. Efecto anestesiante, ayuda a las quemaduras.

AZUL: Generosidad, solidaridad, paz. La introspección y la espiritualidad. Representa la vida y por eso se le asocia con el cielo, el océano y el
vientre materno. Es benéfico para el cansancio y el sueño, ayuda a combatir el dolor y baja la presión sanguínea ya que reduce la frecuencia
del pulso.

VERDE: Aporta serenidad, calma la ira y fortalece la capacidad de ponerse en el lugar del otro, personaliza la armonía y la curación.Transmite
tranquilidad, simboliza el equilibrio y la armonía. Se recomienda para personas con hiperactividad y para desintoxicar el cuerpo, calma el sistema
nervioso y ayuda a combatir la tensión, nerviosismo, estrés e insomnio. Relaja la vista y el cuerpo.

 

Colores cálidos

ROJO: Estimula, fortalece la fuerza de voluntad y la toma de decisiones. Eleva el ánimo, estimula el apetito, se asocia con el éxito.
Simboliza la fuerza y la acción, fomenta la actividad, combate la fatiga. Se dice que actúa sobre los huesos, pulmones, riñones y corazón.

NARANJA: Mejora los estados de fatiga, da seguridad y fortalece la autoestima, el estado de alerta, la intelectualidad. Trabaja en el aprendizaje y
la atención. Representa el amanecer, la cordialidad y la bondad. Crea esperanza y armonía. Representa la alegría, el regocijo, la sinceridad
y el amor al prójimo. Actúa sobre el hígado, estómago, intestinos, vejiga. Se trata con él, la depresión y cansancio, ayuda a vencer tensiones
y bloqueos emocionales.

AMARILLO: Calidez, ambiente positivo y optimista, ideal para salas de juego, cocina o salón. Representa la sabiduría,imaginación, alegría y curiosidad.
Estimula el apetito y el sistema nervioso. Eficaz en el tratamiento de depresión; órganos como el hígado, estómago, vejiga e intestinos.

BLANCO: Pureza, paz y armonía. Efecto de amplitud.Limpieza, inocencia, seguridad. Es considerado el color de la perfección. Purifica la mente.

NEGRO: Vigorizante y agresivo, se relaciona con el miedo. Se asocia a la elegancia pero combinado con colores cálidos como el rojo o el naranja.

 

Con toda esta información que encontré me doy cuenta que los colores si influyen en nuestra vida, así que a poner más color a nuestro alrededor y a nosotras mismas para lograr un equilibrio.

Más adelante te contaré lo que he investigado sobre la cromoterapia en la comida, te encantará.

 

No olvides dejarme un comentario, me encanta saber de ti.

Cuéntame, ¿sabías todo esto? ¿Lo aplicas a tu vida, funciona?

Gracias por leerme y, si te apetece, únete a mi sueño.

¡Besiños infinitos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *