Los Ángeles, ¿quiénes son y cómo aprovechar su ayuda?

 

¿Quiénes son los Ángeles?

La palabra ángel proviene del latín angelus, que a su vez deriva del griego angelos que significa mensajero.

Los Ángeles integran el llamado Grupo Solar (Ángeles y Arcángeles) y el Grupo de los Guías (Ángeles de la guarda).

Los Guías o Ángeles de la guarda, como los conocemos, nos fueron asignados a cada uno de nosotros al principio de nuestras vidas.

 

Antes de nacer, los seres humanos lo sabemos todo acerca de los mares, de los cielos y de la historia del hombre, poseemos las respuestas a todos los misterios que estimulan la imaginación de la humanidad desde hace milenios. Somos omniscientes y lo seguimos siendo todavía durante algún tiempo después de nacer, hasta que empezamos a hablar. En ese momento, un Ángel invisible desciende sobre nosotros, nos sella la boca con su dedo índice y extrae, mediante él, como con un aspirador, todo el conocimiento almacenado en nuestras cabecitas, mientras nos susurra al oído: «¡Ssshh! ¡No cuentes lo que sabes! ¡Olvida! ¡Aprende!»

 

Todos tenemos, por lo menos, un Ángel de la guarda que se nos asigna antes de nacer; este nos acompañará toda nuestra vida. Podemos tener más de uno y estos serán asignados según la situación y el momento en el que nos encontremos.

Son seres de luz de alta vibración que no tienen cuerpo ni género; por lo tanto no están limitados por tiempo o espacio y no tienen religión.

Son aquellos que nos observan, que nos aman y que nos aportan información práctica.

Se encuentran cerca de nosotros y nos aman profundamente.

 

Los Ángeles y sus jerarquías

 

Existen tres jerarquías de Ángeles:

1ª Jerarquía

  1. Serafines
  2. Querubines
  3. Tronos

2ª Jerarquía

  1. Dominaciones
  2. Virtudes
  3. Potestades

3ª Jerarquía

  1. Principados
  2. Arcángeles
  3. Ángeles

 

En ese orden de jerarquía, los Serafines son los seres más cercanos a Dios (o en lo que tú creas como Ser Superior) y los Ángeles los más cercanos a los seres humanos.

Cada Jerarquía tiene su función en orden descendente, es decir, tienen el control del orden de las cosas de acuerdo a su nivel de Jerarquía.

Los Ángeles son los seres de luz encargados de cuidar y guiar a la humanidad.

 

No pueden intervenir en nuestra vida a no ser que se los pidamos y se los permitamos.

Esto es muy importante, ellos sí pueden guiarnos de muchas formas, pero no pueden intervenir en nuestras vidas.

La forma en que se comuniquen con nosotros no siempre será entendible y por eso es necesario pedirles que lo hagan de forma que nosotros podamos entender.

Al ser nuestros Ángeles desde que nacemos, nos conocen perfectamente, pero no pueden hacer nada que nosotros no queramos que hagan, por lo tanto, es necesario que les pidamos lo que queremos y les permitamos intervenir, de alguna forma, en nuestra vida.

Solo pueden intervenir en nuestra vida en caso de vida o muerte antes de nuestro tiempo.

Su misión es la de ayudarnos y protegernos.

Estos seres son puro amor, siempre nos escuchan, guían y ayudan.

Aunque respetan nuestro libre albedrío, así que para que puedan hacerlo debemos pedírselos, de la manera que nosotros queramos.

No importa cómo se los pidamos, no hay una regla establecida o una forma «perfecta» de hacerlo. No tienen ego, por lo tanto, no se fijan en ese tipo de cosas; ellos sólo necesitan que les digas qué quieres que hagan por ti y les des el permiso para hacerlo.

Eso sí, no tampoco tienen la expectativa del tiempo y el espacio, así que puede que no recibas la respuesta o la ayuda en el tiempo que tú quieras, será cuando ellos lo consideren oportuno.

 

Aun así, si lo que quieres es guía, puedes pedir que se comuniquen contigo, de la forma que para ti sea más significativa o entendible.

Puedes pedirles que te den señales de que están cerca de ti, esto puede ser en forma de algo que para ti tenga un significado especial; por ejemplo, plumas, mariposas, etc.

 

Los canales de comunicación con los Ángeles

Tenemos cuatro canales para recibir mensajes de los ángeles, todos los tenemos, simplemente en algunas personas están más desarrollados, pero, como todo, es cuestión de práctica y confianza.

  • Clariconocimiento: Conocer con claridad. Ideas y pensamientos que surgen de la nada en nuestra mente y no sabemos por qué, pero nos sirven para resolver una situación o nos dan información sobre algún tema o pautas para poder ayudar a alguien.
  • Clarisensibilidad: Sentir con claridad. Sensaciones y sentimientos que llegan de repente y sin ningún estímulo aparente. Un escalofrío, un abrazo, una sensación en la boca del estómago, cuando algo no va bien. Emoción y felicidad.
  • Clariaudencia: Oír con claridad. Sonidos que se perciben y no se sabe de dónde vienen, un zumbido, un tintineo de campanas, nuestro nombre. Escuchar una frase de alguna persona que tiene mucho sentido para uno, oír la letra de una canción en respuesta a tus oraciones, también suelen ser mensajes angelicales muy comunes.
  • Clarividencia: Ver con claridad. Luces, colores, escenas en tu mente. O físicamente, que te dan mensajes o te revelan que está pasando o que puede pasar. También pueden mandarnos mensajes en sueños, cuando nuestro ego descansa, es mucho más fácil la comunicación. Suelen utilizar metáforas así que tendremos que descifrar su contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.