fbpx

Tú eres la única responsable de lo que estás viviendo

Tú eres la única responsable de lo que estás viviendo

 

Tú eres la única responsable de lo que estás viviendo… y eso es una excelente noticia, aunque ahora mismo no te lo parezca.

Sé que puedes estar pensando que me volví loca o me dio un ataque de ansiedad y estrés post-encerramiento, pero la verdad es que no.

Lo que te digo es tan cierto como que acabo de cumplir un año encerrada en casa con mis enanos, saliendo para lo más indispensable; en nuestro caso, los tres casi a nada. Mi mamá sale una vez al mes a buscar sus medicamentos y mi esposo sale a trabajar con más protocolos que un hospital o trabajador del sector salud.

También sé que, probablemente, creas que esta pequeña desaparición mía tiene que ver con que me secuestraron los aliens y me metieron ideas raras en la cabeza, pero tampoco es eso.

 

Me tomé un retiro espiritual, yo solita…

Sí eres de las que piensa que para tomarse un retiro espiritual necesitas irte al Tibet o alguna tierra santa, déjame decirte que no; no hay mejor retiro espiritual que el que te tomas tú solita contigo misma y con todos tus ángeles y demonios. Llega a ser una reunión de lo más dolorosa, pero liberadora.

Ya sé que el hecho de decirte que tú eres la única responsable de lo que estás viviendo puede no ser la mejor noticia o lo que estabas esperando leer hoy, pero lo que sí puedo asegurarte es que era lo necesitabas leer hoy (tú sabrás porqué).

Obviamente, si no estás pasando por un gran momento, en el área que sea de tu vida, leer que tú eres la única responsable no debe ser la mejor noticia. Pero, si lo analizas con calma, sí lo es.

Si bien lo que estés viviendo no sea lo mejor que pudieras estar viviendo o que me digas que tú no quieres eso para ti, lo cierto es que saber que una es la responsable nos abre un mundo de posibilidades.

Saber que una es la que controla todo es la mejor noticia que nos pueden dar.

Y  no es necesario flagelarse por haber creado la realidad actual, con poner atención y darnos cuenta de que es así, podemos cambiarla en el momento que nosotras decidamos.

 

Claro que no va a ocurrir en tres segundos

Así que si eres de las que pretende que la Ley de Atracción cambie tu vida en dos días, repitiendo frases positivas todos los días, o afirmaciones a todas horas… lo siento, eso no va a pasar.

Tengo un podcast donde te hablo de mi punto de vista sobre la Ley de Atracción que puedes escuchar y saber porqué yo no creo en la repetición de afirmaciones nada más porque sí.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que creamos nuestra realidad desde el subconsciente, con los pensamientos que nos salen por «default» y con las frases que «escupimos» por inercia o sin pensar (en automático pues).

Sólo con eso ya tienes un montón de material para trabajar y poner atención.

¿Cuántas frases hechas repites como merolico? ¿Cuántas veces repites afirmaciones como «yo soy salud» y después estás pensando o diciendo que te sientes de la fregada; es más, teniendo dolor? ¿Cuántas veces te vas a buscar trabajo creyendo que en este país no hay suficiente trabajo para todos?

Una cosa es lo que dices, otra la que piensas y otra la que sientes… y entonces ¿cuál es la verdadera? Estás volviendo loco a Dios, al universo, la fuente o como quieras llamarla.

No tienes idea de qué quieres porque no tienes idea de quién eres; y por lo tanto vas creando tus circunstancias pensando que eres una pobre víctima de los demás.

* Todo esto lo estoy escribiendo así, porque así me lo dije a mí misma en este retiro.

 

¿Cómo es que tú eres la única responsable de lo que estás viviendo?

Ya he hablado de crear nuestro propio caos. Nuestro cerebro tiene un dispositivo que funciona en automático y se llama instinto de supervivencia; esto quiere decir que te va a dar más de lo que crees porque eso es ratificar lo que tú crees como verdad. Si intentas cambiar algo, él te va a proteger… por lo tanto necesitas desinstalar «tus verdades» o reestructurarlas.

Durante montones de años te has grabado ideas como que: la situación está muy mal, no hay para todos, encontrar trabajo cuesta un huevo, los hombres son todos infieles, las rubias son tontas, las mujeres son débiles, los hombres son todos machistas, los adolescentes son insoportables, la vida es difícil, hay que trabajar mucho para conseguir un poco de dinero, poner un negocio que funcione es cuestión de suerte, nos estamos acabando el planeta, los políticos son todos corruptos, etc… ¿pues qué crees que te muestra tu cerebro? ¿En qué crees que se enfoca?

¡EXACTO!

En eso precisamente, lo que tú pides, él te lo pone delante… y esto no quiere decir que no existan cosas positivas, claro que existen, sólo que tú no las ves, no les pones atención. Porque tu cerebro te muestra lo que es «sano» para ti, confirma tus verdades.

Así que imagina cuántos años llevas decretando, afirmando, creando la realidad que estás viviendo…

La buena noticia es que puedes cambiar tu realidad, no ahora, porque el ahora en unos segundos será pasado; pero sí puedes empezar a cambiar tu realidad del futuro…

Te lo dejo de tarea y te aviso que en este retiro espiritual conmigo misma se me ocurrió algo para trabajar juntas en nuestra nueva realidad, más positiva, más tú, más yo, más real…

En cuanto tenga redondeada la idea te lo cuento todo…

 

Mientras piensa ¿qué eres capaz de hacer sabiendo que tú eres la única responsable de lo que estás viviendo?

FIRMA OSCURO Rocio Casas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: