Se acabaron las vacaciones de verano

 

Último domingo de agosto. Aquí, mis enanos ya empezaron el cole la semana pasada, pero al ser la primera es de adaptación; sin tareas, sin trabajos y sin horarios establecidos todavía.

A partir de mañana ya las cosas volverán a la rutina normal de horario escolar y actividades vespertinas. Todo esto es lo que me ha hecho parar un poco en el camino “emprendedor” para ordenar bien las ideas y los planes para los próximos meses.

 

Mi sueño

 

Han sido meses de recibir demasiada información y quebraderos de cabeza; tanto leer, buscar por la web, cursos de pago e incluso uno que otro gratis. Y claro toda esa información solo hace que lo quieras hacer todo y al final el tiempo no te alcanza y aquello que tenías proyectado se va quedando en el tintero y nada más no acaba de ver la luz.

Cuando decidí poner en marcha este sueño fue por varias razones, pero la más importante es que me encanta las cosas que hago, esas piezas que salen de mis manos después de haber sido soñadas, diseñadas y creadas; mi sueño es poder llegar a un montón de personas con ellas y que puedan disfrutar también la belleza de cada una cuando las tengan en sus manos.

 

se acabaron las vacaciones

 

 

 

El camino

 

La decisión estaba tomada, pero como siempre me he considerado negada para la tecnología, sabía que tenía que informarme un poco sobre el tema para poder empezar con alguna idea.

Lo que no sabía es que un tema te lleva a otro y a otro, cuando te das cuenta estás en una espiral que no tiene final.

Ahí es cuando hay que detenerse y volver a la idea original. Hasta que no lo haces y te rodeas de la gente adecuada para que no te dejen seguir cayendo en la espiral sin fondo, te das cuenta que perdiste esa primera idea.

También tengo que decir que no me arrepiento de nada porque he aprendido muchas cosas que de otra forma nunca se me hubiera ocurrido investigar o averiguar y a la larga me van a ser útiles; el punto es que no las necesito ahora, porque mi sueño era otro y he desviado un poco mi camino.

Lo que he hecho es replantearme el orden en el que haré las cosas.

Esta semana he estado haciendo mi Plan de Negocios y eso fue el detonante para esta parada.

Estoy haciendo un Plan para un negocio que no existe de la manera que yo la tenía soñada. Entonces retomo y encamino mi sueño por donde estaba planeado desde el principio.

 

Con esto lo que quiero decirte es que dejo de publicar los domingos.

Quiero dedicar más tiempo a hacer lo que realmente disfruto en el alma y es crear.

 

No olvides dejarme un comentario, me encanta saber de ti.

Gracias por leerme y, si te apetece, únete a mi sueño.

¡Besiños infinitos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *