momentos que recordar

Momentos que recordar

 

A veces se queda ahí,

con la mirada fija en un lugar

al que nunca ha ido,

pero del que no quiere salir.

 

Se queda pensando en nada y,

a la vez, la mente está llena

de ideas, de sueños,

de recuerdos, de momentos.

 

Se perdía en la profundidad

de la noche de su inconsciente,

sin luz ni guía;

sola con su propia soledad.

 

Se preguntaba tantas veces,

qué hubiera pasado

si tan solo una cosa, situación o decisión,

en su vida, hubiera sido diferente.

 

Entonces, se seca los ojos del alma

y se da cuenta que todo lo vivido

la ha hecho llegar a donde se encuentra hoy.

 

Cada momento

que la ha hecho sonreír

y, de alguna forma,

sentir que era feliz.

 

Eso la hacía temblar las manos

y emocionarse nuevamente.

 

Así que no,

no podía arrepentirse de nada;

aunque conformarse con recordar

no era algo que la hiciera vibrar

con la idea de seguir,

de ahí en adelante,

viviendo solo de recuerdos.

 

Debía aceptar que lo ocurrido

ya no estaba,

formaba parte de su existencia

y de la persona que es hoy;

pero no podía seguir viviendo de recuerdos

sin la ilusión  de crear nuevos momentos.

 

Ahora quería crearlos,

pero, ahora, con la convicción de  hacer

lo que la hiciera realmente feliz.

 

Vivir de tal manera, que,

en unos años, pudiera quedarse solo ahí,

con la mirada fija en un lugar

al que ya había ido

y en el que se quería quedar;

porque ahora los recuerdos

no la llenaban de añoranza

sino de ilusión por seguir creando

nuevos momentos que recordar.

FIRMA ROCIO CASAS

 

Si te apetece, comparte y soñemos juntas.

¡Besiños infinitos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *