¡Estoy de vuelta!

Hallo! Estoy de vuelta por aquí y por todos lados. El año 2021 fue un año complicado para todo el mundo; mientras parecía que, poco a poco, todo volvía a la “normalidad”, al final parece que se complicó más con todo este rollo de la pandemia.

Renovación, transformación y sueños cumplidos…

No sé cómo lo hayas llevado tú, pero yo lo he pasado como un paseo en la más grande montaña rusa del mundo. He tenido subidas súper emocionantes y luego unas bajadas de pánico total.

Pero sabes que soy una eterna proclamadora de que “las cosas pasan por algo” y que tenemos que sacar lo mejor de cada situación o persona. Así que todo ese paseo me llevó por muchos lugares, más que físicos; emocionales, mentales y espirituales.

En los momentos de más bajón, decidí que, en lugar de regodearme en el dolor o el sufrimiento (entiéndase literal o en sus diversas presentaciones), tenía que buscar más profundo, rascar al máximo las heridas y los bloqueos y encontrarme allá donde me había enterrado… y lo logré.

Aprender, la mejor manera de ocupar la mente

Durante todo el 2021 decidí que tenía que poner más en práctica conmigo lo que predicaba con los demás.

Empecé por hacerme un estudio numerológico mega completo y analizarlo por bastante tiempo, el autoconocimiento es la mejor forma de aceptarse, perdonarse y, por lo tanto, aceptarse, amarse y tomar decisiones importantes y conscientes.

Eso me llevó un tiempo… pero cuando llegué ahí descubrí cosas que me carcomían la cabeza y el alma; y que no lograba entender por qué.

Al fin entendí y acepté quién soy y qué quiero en esta vida

Resumiendo, porque si empezara a contar todo el año pasado, tengo posts para todo este año jajajajajaja…

Lo que sí te quiero contar son todas las novedades que existen en mí y, por tanto, en lo que haré de ahora en adelante.

El año pasado me dediqué 100% a estudiar, aprender y practicar muchas cosas; algunas me sirvieron, otras me hicieron click y otras, de plano, no las entendí o no estaban en la misma línea de lo que yo quería y buscaba.

Entonces, aprendí Reiki, Hipnoterapia, Alineación de Chakras y Flores de Bach; además de seguir trabajando y practicando con la Numerología (pitagórica y maya), que ya sabes que , para mí, es el verdadero arte del autoconocimiento.

Tenía claro que, más allá de sólo ayudar a las personas a autoconocerse, aceptarse y amarse, debería contar con herramientas para apoyar en el proceso de sanación y transformación; la Numerología no nos ayuda en eso, nos dice el qué, quién y cuándo, pero no nos dice cómo. Pues ahora lo tengo todo junto.

Sueños juveniles cumplidos y, con esos, estoy de vuelta

Tal cual, algo que deseaba hace muchísimos años y que estaba dormido en el fondo era la posibilidad de dar terapias, pero mi sueño era tener mi propio consultorio y lo conseguí.

Sigo trabajando en línea, pero ahora, también existe la opción de hacerlo de forma presencial. Esto me abre un mundo de posibilidades. Es mi espacio y tiene todo lo que yo quiero en un sólo lugar: consultorio de Numerología, consulta de Hipnoterapia, consulta de Flores de Bach y, por supuesto, el espacio para trabajar con Reiki y Alineación de Chakras (péndulo e imanes).

Rocio Casas Estoy de vuelta 2022
FIRMA ROCIO CASAS AZUL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.