Propósitos de año nuevo

 

¿Eres de las que hace una lista interminable de propósitos de año nuevo o recuento de daños?

 

Ha llegado diciembre, es un mes que me encanta. Amo la decoración navideña; las luces, los adornos y las formas tan originales de montar un nacimiento.

Puedo pasearme por las calles viendo las diferentes decoraciones en las casa y tomando notas para la mía del siguiente año.

 

Otro año que queda atrás, mil momentos que recordar…

 

 

Propósitos de año nuevo o recuento de daños.

 

Leo por todos lados que las personas hacen listas de propósitos para el año que empieza y ya cuando se dan cuenta se les han olvidado o han puesto un montón de excusas para no cumplir y, cuando vuelve a llegar diciembre, se la pasan lamentándose porque no han logrado cumplir ninguno o con suerte, uno o dos.

Yo no suelo hacer propósitos, no me gustan las promesas ni los planes a muy largo plazo. Las cosas no dependen exclusivamente de ti y todo lo que tenías planeado puede verse afectado por las circunstancias o personas.

 

 

Lo que sí me gusta es hacer un recuento del año que termina.

 

Pensar en las cosas buenas, regulares o mejorables que te pasaron durante el año y darte cuenta de que has sido capaz de lograr cosas importantes, atesorar momentos inolvidables. Ver también qué cosas no te gustaron tanto o te dejaron un mal sabor de boca y darte la oportunidad de verlo desde otra perspectiva y analizar si, dentro de eso “malo” que te pasó, quedó algún aprendizaje o experiencia que te servirá para cambiar o mejorar ciertas cosas.

En mi caso, además cumplo años. Así que me hago un recuento del año que termina y a la vez de mi año de existencia.

Este año, para mí, ha sido muy especial por montones de motivos y la mayoría, tengo que decirlo, han sido excelentes; tanto en el aspecto personal como en el cumplimiento de mis sueños y retos.

Uno de los aprendizajes de este año ha sido el agradecimiento. Agradecer cada pequeño detalle, cada momento, cada experiencia hace que dejes de dar por sentado algunas cosas; cosas que no valoramos porque como están ahí día a día no les damos la importancia que tienen y lo felices que nos hacen.

Hasta esas cosas no tan buenas porque al final, aunque te hayan causado dolor o frustración se convertirán en una lección que te hará más fuerte.

 

 

Agradecer por y a las personas extraordinarias también es importante.

 

Tómate el tiempo de agradecer a esas personas que han estado a tu lado, que te han apoyado, que te han escuchado, que te han enseñado, que han estado para ti de forma incondicional.

El ser humano tiene la necesidad de sentirse reconocido por lo que hace bien, pero tendemos a dar por hecho que saben que los queremos y que les agradecemos estar ahí.

Aunque te parezca que no, hacerles saber a esas personas que marcan tu vida de manera positiva, que son importantes y que les agradeces por formar parte de tu vida y de tu camino; les puede llenar ese espacio que sientan vacío, sobre todo en estas fechas tan especiales y emocionales.

 

 

Aprendamos a dar, pero también aprendamos a recibir.

 

Vivimos en un mundo en el que se la pasan diciéndonos que tenemos que dar por el placer de dar. Pero ¿cuántas veces nos dicen que también tenemos que prepararnos para recibir?

Claro que está muy bien dar sin esperar nada a cambio, pero si no nos sentimos merecedores de recibir, al final, ¿a quién le vamos a dar?

Vamos a creer más en nosotros, a creer que tenemos mucho para dar, pero también, a creer que merecemos recibir. Después de todo, al recibir estamos haciendo que otra persona se sienta bien, feliz, importante, útil y dispuesta a recibir nuestro agradecimiento.

Como ves, esto es un círculo, pero muy positivo.

 

 

Mis agradecimientos hoy son para esas personas extraordinarias que me acompañaron en este 2016.

 

Mi viejo:

Con él, toda esta aventura llamada vida, tiene sentido. Mi compañero, amigo, cómplice y mi eterno amor. ¡Gracias corazón!

 

Mis enanos:

Ellos son el motor de mi existencia, por ellos es que siento la necesidad de seguirme moviendo día a día. ¡Gracias enano y gracias chaparro!

 

My friend:

Esa amiga incondicional desde la infancia. No importa el tiempo ni la distancia, siempre está ahí para lo que yo necesite, mi fan número uno y mi hermana del alma. ¡Gracias my friend!

 

Mis caramelas del alma:

Esas mujeres maravillosas que conocí hace tiempo en momentos difíciles y que siguen aquí, creyendo en mí y en lo que hago. Que a pesar del tiempo y la enorme distancia que nos separa, nos abrazamos con los brazos del corazón. ¡Gracias Amparo, Rosamari, Irene, Lore, Pepi, Bene, Judit, Mónica, Carmen, Esther, Rosana, Yors, Pe y Noe!

 

Mis compañeras de viaje:

Nos subimos juntas en un tren lleno de sueños y ahora compartimos experiencias, caminos y cariño. ¡Gracias Cristina, Gaby C, Gaby F, Gaby P, Lédif, Lety, Marilo, Pao, Paty, Rosa, Susi, Susy, Yohana, Mercedes , Lou!

 

Mis mentoras, maestras y amigas:

La mujer que me enseñó que la confianza se gana y se mantiene, que las palabras tienen el poder de conectar más allá de la escritura. La lucecita en mi camino desmesurado. ¡Gracias Paula ! La Desmesurada.

La mujer que me enseñó que hay que creer para crear. ¡Gracias Dori! La encuentras aquí Dora Pancardo.

La mujer que me enseñó que el tiempo tiene el valor que yo le quiera dar y que quince minutos dan para mucho. ¡Gracias Yolanda! La encuentras en Simplemente hazlo.

La mujer que me enseñó que la fuerza viene de mi interior y se refleja en mi exterior. ¡Gracias Aleja! La encuentras en Aleja Marín.

La mujer que me enseñó que los sueños están para cumplirse, pero siempre con los pies bien puestos en tierra. ¡Gracias Raquel! La encuentras en Blanco Legal.

 

Y ahora te comparto la palabra que será mi objetivo para este 2017 que empieza pronto.

 

Propósitos de año nuevo

 

Y tú ¿haces propósitos de año nuevo o recuento de daños?

¿A quién le agradeces haberte acompañado?

Por hoy es todo, pero ya sabes que cualquier cosa,

estaré encantada de leerte en los comentarios y por correo (platicamosrocio@gmail.com).

Gracias por leerme y

si te apetece, comparte y soñemos juntas.

No seas diferente,
¡Sé única!

¡Besiños infinitos!

FIRMA ROCIO CASAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *