Diario de Agradecimiento Día 44

 

Día Universal ====> 1
Día Personal  ====> 4
Kin Maya    ====> 216 Guerrero Galáctico

 

Diario de Agradecimiento Día 44

 

Fecha: 13-02-2020

 

Hoy fue un día triste y de grandes lecciones…

Falleció la esposa de mi hermano. Después de un mes, aproximadamente, de estar internada y teniendo todos las esperanzas puestas en que un milagro ocurriría, pasó lo que todos temíamos, pero ya sabíamos que pasaría puesto que los médicos ya lo habían avisado.

En estos casos suelen decirse muchas cosas: «por lo menos ya está descansando», «entendemos tu dolor», «un ángel más en el cielo», «ella siempre estará con ustedes», etc.

Pero la verdad es que, no importa cuanto le digamos esas frases hechas a los que están pasando por este momento, no aminoran el dolor. En esta situación los más dolidos son, obviamente mi hermano y sus hijos.

Sé que esas frases y otras cosas, son muestras de cariño y se agradecen, pero es en estos momentos cuando uno duda de muchas cosas, se cuestiona y no entiende por qué pasan. Y también es cuando menos entendemos a esas personas que insisten en que hay que ver el lado positivo o bueno de las cosas o situaciones, porque a simple vista no se entiende que esto pueda tener algo positivo o bueno.

Yo no puedo hablar por mi hermano y sus hijos; y tampoco puedo decirles cómo deben sentirse o qué deben hacer para sentirse menos tristes; y menos, puedo hablarles de ver el lado bueno o positivo. Lo que sí puedo hacer es ver yo la lección o lecciones y aprender de esto.

Hoy le he dado muchas vueltas a todo lo que damos por sentado. Los hijos siempre aman a sus padres, los padres siempre aman a sus hijos, las verdaderas amistades siguen existiendo a pesar del tiempo y la distancia, etc.; y lo damos tan por sentado que dejamos de decirles que son importantes, que los queremos y cuánto los queremos. De agradecerles por estar y existir, por lo que significan para nosotros.

No hace muchos días, oía en una película, que es muy fácil decir te quiero; que hoy día se le dice te quiero a cualquiera y en cualquier momento; pero que no se aprecia realmente el valor de esas palabras hasta que ya no hay opción de decirlas más.

Me acordé de mi mejor amiga de toda la vida, con la que apenas hablo porque estamos seguras de que, pase lo que pase, siempre estamos ahí la una para la otra; me di cuenta que tengo que decirles más a mis enanos cuánto los amo, aprovechar cada segundo con ellos, porque aunque sean unos adolescentes en plena edad del chocolate (todo les choca y todo les late), cada momento, cada beso, cada abrazo, cada «volteada de ojos» tiene su valor. Valorar y agradecer todo y a todos lo que tengo en mi vida, porque todo y todos aportan algo y están aquí por una razón aunque yo no sea capaz de verla ahora mismo.

Que hay que vivir al máximo, que de verdad no importa lo que piensen los demás, una vez que nos vamos, pasarán un par de días y nos olvidarán, hayamos hecho lo que hayamos hecho. Y las personas que realmente nos aman, lo harán seamos como seamos, hagamos lo que hagamos… y quién sabe, a lo mejor en el proceso, sucede que somos felices…

No desperdiciar ni un segundo más en quejas tontas, en problemas leves, en complicaciones… todo tiene solución, menos la muerte. Una vez que mueres ya no importa si cumpliste tus sueños, si hubieras podido hacer algo diferente, ya no estás y ya no podrás cambiar nada.  Y si el que muere es alguien que amas, ya no podrá verte y oírte hacer o decir nada más, ya no importará, ya no estará para compartirlo contigo.

Mi aprendizaje más grande de hoy es: VIVE, DEJA DE SOBREVIVIR…

 

 

 

Cosas por las que estoy agradecida:

 

1. Gracias porque mi cuñada ya no está sufriendo.

2. Gracias porque aprendí grandes cosas hoy y porque esta situación me está acercando a personas de las que me había alejado.

3. Gracias por la salida con mis enanos, la disfrutamos y nos reímos bastante.

 

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS

 

 

Mensaje de los Ángeles:

«Estás trabajando de cerca con el poderoso Arcángel Miguel, quien te protege y guía en esta situación».

 

Mensaje de las Hadas:

«Cuando tu corazón sane de su antiguo dolor emocional, recibirás nuevas bendiciones y amor».

 

Diario de Agradecimiento Día 43

 

 

 

Por hoy es todo, pero ya sabes que cualquier cosa,

estaré encantada de leerte en los comentarios y por correo (platicamosrocio@gmail.com).

Gracias por leerme y

si te apetece, comparte y soñemos juntas.

No seas diferente,

¡Sé única!

¡Besiños infinitos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *