Diario de Agradecimiento Día 38

 

Día Universal ====> 4
Día Personal  ====> 7
Kin Maya    ====> 210 Perro Lunar

 

Diario de Agradecimiento Día 38

 

Fecha: 07-02-2020

 

Muchas cosas me han pasado por la cabeza entre ayer y hoy. La verdad es que he pasado por varios estados de ánimo y también por varios estados de actitud.

Creo que todo esto de reencontrarme conmigo misma está padrísimo, pero también es cierto que no ha sido, no es, ni será nada sencillo.

A veces, leo por todas las redes sociales y estados de Whatsapp a la gente en un estado de positivismo tal, que me estresa y me pone de pésimo humor.

Mi propia conclusión es que si realmente todo les fuera tan maravilloso no estarían publicando por todos lados y estarían disfrutando más de toda esa maravillosa magia que los está rodeando.

Pero, claro, esa es mi versión de las cosas; cada quien es libre de hacer lo que quiera y de expresarse como quiera. Lo que me parece un poco fuera de lugar, es que, de alguna manera uno sabe cómo son las cosas realmente y tanto positivismo no es más que una negación de su propio estado de ser.

A uno no le queda más que oír, ver y callar; hacer de cuenta que uno no sabe… y eso, de alguna forma (para mí, claro) es una forma de mentir. Por eso jamás pongo un «me gusta» o comento ese tipo de publicaciones donde yo sé lo que se esconde detrás de tanto positivismo irreal.

Porque, para ser totalmente honesta, yo estoy tratando de ser lo más positiva posible; intentando ver más allá de lo evidente y no enfrascarme en las situaciones o personas; pero siendo fiel a la verdad, ser feliz todo el tiempo también cansa; porque al final de cuentas (por educación, creencias o lo que sea), uno siente ganas de quejarse, de gritar, de enojarse, de explotar y pretender que todo está bien, que no pasa nada, que todo es momentáneo está bien, pero te deja con la sensación de que, o no está viviendo la realidad o de plano estás quedando como la pe…ja de siempre, aguantando todo y haciendo como que no pasa nada.

En fin, será que hoy es uno de esos días… no lo sé. Lo que sí sé es que si realmente quiero volver a ser yo misma; esa que era cuando todavía estaba descubriendo el mundo y aprendiendo, no puedo convertirme en una persona que nunca fui. Si bien es cierto que siempre fui un poco «vale madres», es decir, que intentaba hacer todo por ser feliz y que la opinión de los demás me importaba un rábano (de hecho hasta provocaba un poco las reglas y costumbres), también es cierto que jamás me dejé de nadie y parte de eso era enojarme, explotar, reclamar, quejarme… porque la vida, la gente, las situaciones no son perfectas y no todo tiene su lado amable.

Estoy un poco agotada, que no es lo mismo que cansada; agotada mental y emocionalmente. Parece que todo en esta vida tiene que ser una lucha constante porque si no, no vale la pena o no te lo mereces. Y puede ser cierto, pero no tengo ganas de luchar, quiero que, como dicen las nuevas modas, todo fluya… y eso, en estos momentos, no está pasando.

 

 

 

Cosas por las que estoy agradecida:

 

1. Gracias porque mis colibríes (esos que vienen a descansar diario al alambre) por fin, se están acercando a mis flores y mi bebedero artesanal.

2. Gracias porque esos pajaritos que vienen a darse chapuzones a mi piscina y que ligan encima del muro (golondrinas sobre todo) están empezando a comer en mi comedero artesanal.

3. Gracias porque a pesar de mis ratos de pensamientos y emociones encontradas, estoy empezando a conocer a mis demonios, saber sus nombres y hacernos amigos.

 

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS

 

 

Mensaje de los Ángeles:

«Es seguro para ti ser poderosa. Tu poder espiritual trae grandes bendiciones al servir amorosamente a la Divinidad».

 

Mensaje de las Hadas:

«Tu viejo hábito de endeudarte y el peso que ello te produce son eliminados de tu vida».

 

Diario de Agradecimiento Día 37

 

 

 

Por hoy es todo, pero ya sabes que cualquier cosa,

estaré encantada de leerte en los comentarios y por correo (platicamosrocio@gmail.com).

Gracias por leerme y

si te apetece, comparte y soñemos juntas.

No seas diferente,

¡Sé única!

¡Besiños infinitos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.