Diario de Agradecimiento Día 34

 

Día Universal ====> 9
Día Personal  ====> 3
Kin Maya    ====> 206 Enlazador de Mundos Espectral

 

Diario de Agradecimiento Día 34

 

Fecha: 03-02-2020

 

Hoy amaneció realmente nublado.

Ha estado lloviendo todo el día, más fuerte por la mañana y solamente chispeando durante el día, ha sido un día de manta y Netflix.

Pero para mí no fue un día así.

Por la mañana hice un bebedero para colibríes y un comedero para pájaros; me visitan todos los días y quería darles las «gracias» de alguna manera.

Más tarde me fui a la habitación de Mikel, ya nos tocaba dar una revisión a sus cajones y a su armario para sacar toda la ropa que ya no le queda.

Se quedó casi sin ropa…

Eso me hizo analizar la situación, la verdad es que vivimos con tanta prisa que nos perdemos pequeños detalles o más bien, grandes detalles a los que no damos importancia.

Nos vamos perdiendo la vida mientras fingimos vivir.

Siempre bromeo diciendo que mis enanos se acuestan una noche y al otro día me encuentro con que ya no caben en la cama.

Pero la verdad es que es una broma que, como dice el dicho «entre broma y broma, la verdad se asoma»… me estuve perdiendo algunas cosas de mis enanos por estar mortificada por toooodo lo que siempre tengo y debo hacer.

Hace unos meses que decidí que, sin importar lo que estuviera haciendo, en el momento en el que alguno de ellos me buscara o se acercara para hablar conmigo, fuera lo que fuera; dejaría todo y les prestaría atención.

Eso ha sido una gran idea, mis enanos se acercan cada vez más a mí a contarme cosas… aunque también me piden tiempo para convivir y hay veces que lo que quieren que hagamos juntos no es mi máximo o de plano no tengo ni idea de que me hablan; pero, intento empaparme del tema, investigar o simplemente ponerles atención para saber qué es lo que están «viviendo» de alguna forma.

Los estoy conociendo más y ellos a mí. También me he dado cuenta que si quiero que ellos me tengan confianza para hablarme y contarme cosas de ellos, debo corresponder de la misma forma, es decir, predicar con el ejemplo.

Se acabó la mamá que finge que no le pasa nada, que no le duele nada, que no le preocupa nada… que todo lo puede.

Me muestro como el ser humano que soy… me quejo cuando me siento mal, cuando me duele algo, cuando no me gusta y les cuento mis sueños, mis logros… en fin… todo.

Así que hoy hice limpieza profunda del armario de Mikel sin remordimiento ni culpa, si bien me sirvió de recordatorio de seguir poniendo atención al momento presente, lo hice tranquila porque no me estoy perdiendo de nada; al contrario, los estoy disfrutando cada día, con todo y sus «cosas» de adolescentes.

 

 

 

Cosas por las que estoy agradecida:

 

1. Gracias por aprender a convivir, conocer y valorar más a mis enanos.

2. Gracias por mis enanos, son grandes maestros de vida.

3. Gracias por mostrarme cómo valorar más cada paso que doy, por pequeño que parezca.

 

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS

 

 

Mensaje de los Ángeles:

«Confía tanto en lo que ves con tu visión mental como con tu visión física, ya que tu visión espiritual te ayuda a sanar, enseñar y guiar».

 

Mensaje de las Hadas:

«Mejora tu dieta y mejorará tu vida».

 

Diario de Agradecimiento Día 33

 

 

 

Por hoy es todo, pero ya sabes que cualquier cosa,

estaré encantada de leerte en los comentarios y por correo (platicamosrocio@gmail.com).

Gracias por leerme y

si te apetece, comparte y soñemos juntas.

No seas diferente,

¡Sé única!

¡Besiños infinitos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *