Diario de Agradecimiento Día 11

 

Día Universal ====> 7
Día Personal  ====> 1
Kin Maya    ====> 183 Noche Magnética

 

Diario de Agradecimiento Día 11

 

Fecha: 11-01-2020

 

Los sábados son días de costumbres, rutinas.

Para empezar el día, me levanto temprano porque necesito esa hora de absoluto silencio; son minutos exclusivos para mí, que dedico a mi primer café (que es el que mejor me sabe), una pequeña meditación para empezar el día y me pongo de buenas jugando un juego en el celular (suelo despertarme de no muy buen humor y necesito mis cinco minutos).

A las 8:00 nos vamos a desayunar. Originalmente se instauró como día de desayuno familiar, pero hay días que alguno de los enanos o los dos, no tienen ganas de ir, ya sea porque se durmieron tarde o simplemente no les apetece.

Hoy fue uno de esos días, Santiago se durmió tarde jugando con sus amigos, así que nos fuimos solos los tres.

Después toca llevar a Mikel a catecismo, va por el último año, en verano hace la confirmación y se acaban los sábados de catecismo y los domingos de misa obligatoria.

Para mí, el sábado es día de lavadora y secadora. No tengo problemas con eso ni con la doblada de la ropa, pero la acomodada es otra historia. Lo bueno es que cada quien se encarga de guardar sus cosas. Yo sólo lavo, doblo y entrego; ya cada quien decide cómo, cuándo y dónde.

Básicamente ese es mi día, pero hoy fue un poco diferente.

Me tocó pasar un rato (dos horas) en la habitación de Mikel, quiso que pasáramos tiempo juntos haciendo lo que a él le gusta, o sea, videojuegos. A mí no me gustan, es decir, no los juego; pero no tengo problemas en que me «entretengan», lo paso bien viendo a los demás jugar si el juego es de mi agrado o interés.

En este caso así fue, mientras yo doblaba ropa, él jugaba y así pasamos un buen rato y unas buenas risas.

Ahora, ya para terminar el día; ya preparé y le subí la cena a mi madre, estoy escribiendo mientras veo el fútbol (soy fanática del fútbol), que lo estoy disfrutando porque mi equipo va ganando. Mientras tanto Mikel está viendo unos vídeos en la tablet mientras cena y espera por mí para irnos a dormir. Los sábados suele dormir conmigo.

Terminando aquí me voy a cenar, me queda una cesta de ropa para doblar hoy y a dormir.

 

 

 

Cosas por las que estoy agradecida:

 

1. Gracias por esos momentos con mis enanos porque entre risas puedo descubrir formas de pensar, hablar y sentir.

2. Gracias por mi lavadora y secadora, el pensar en tener que lavar a mano o planchar me genera muchísimo estrés.

3. Gracias porque hoy acepté que, si bien soy buena para escuchar, también me gusta que me escuchen, pero sobre todo, que me pongan atención.

 

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS

 

 

Mensaje de los Ángeles:

«La respuesta que buscas está en tu corazón. Permítete estar  abierto para dar y recibir amor».

 

Mensaje de las Hadas:

«Vas a recibir un regalo especial pronto».

 

Diario de Agradecimiento Día 10

 

 

 

Por hoy es todo, pero ya sabes que cualquier cosa,

estaré encantada de leerte en los comentarios y por correo (platicamosrocio@gmail.com).

Gracias por leerme y

si te apetece, comparte y soñemos juntas.

No seas diferente,

¡Sé única!

¡Besiños infinitos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *