Diario de Agradecimiento

 

Con este Diario de Agradecimiento empiezo con este nuevo ejercicio de vida.

Me he propuesto que este año uno de mis objetivos principales será agradecer por todo lo que pase, en el momento que pase y porque, seguramente, es lo mejor que podría estar pasando.

Esto a veces se hace difícil en el momento justo en que suceden las cosas porque nos dejamos llevar más por las emociones que por una perspectiva más objetiva.

Es por eso que tomé la decisión de llevar un Diario de Agradecimiento, en el cual escribiré lo que me suceda en el día y de esa forma poder analizar los aprendizajes detrás de cada persona y cada suceso.

Haciendo esto, será cuestión de tiempo para que este ejercicio me ayude a poner más atención y poder entender más rápido y fácil las lecciones y, en consecuencia, poder agradecer hasta las cosas o situaciones que antes me parecían simples o sencillas.

Me hará darle la importancia a todo y a todos los que se crucen en mi camino de vida y, de esa forma, poder agradecer todo; porque no hay nada insignificante en esta vida, todo tiene un gran valor.

Cada noche escribiré lo sucedido en el día y tres cosas por las que me siento agradecida.

 

 

¿Es mejor de noche o de día?

 

Lo haré de noche porque eso me hará más fácil analizar mi día, si lo hiciera por la mañana tendría que agradecer el día anterior y eso puede crearme un conflicto, porque mis emociones no serán las mismas después de dormir, además de que me servirá para liberarme de esas «cargas» para poder dormir y descansar mejor.

Además de que disponerme a descansar con el sentimiento de agradecimiento por las cosas, personas y aprendizajes del día, seguramente me hará dormir y descansar mejor.

Cada mañana checo el número universal del día y mi número personal, así como el kin maya; con esto tengo claro qué energías se estarán manifestando y cómo aprovecharlas para que el día funcione a mi favor. Por eso empezaré con eso mi Diario de Agradecimiento, de esa forma podré analizar lo que haya sucedido tomando en cuenta esas energías.

 

 

Diario de Agradecimiento Día 1

Día Universal ====> 6
Día Personal  ====> 1
Kin Maya    ====> 173 Caminante del Cielo Auto-existente

 

Fecha: 01-01-2020

Me he levantado temprano, la verdad es que me levanto todos los días a las 5:00 a.m.; hoy sería un buen día para permanecer más tiempo en cama.

Pero claro, tenía que recoger y lavar todos los cacharros de la cena de ayer.

Así y todo, me he levantado de buenas, estoy muy orgullosa de lo que logré estos días festivos.

Como mi mamá hace cuatro meses que no entra a la cocina, me está tocando a mí encargarme de hacer las comidas de toda la familia.

Por lo tanto, también me tocó hacerme cargo de la cena de Nochebuena, la comida de Navidad, la cena de Nochevieja y la comida de Año Nuevo.

Aunque el 24 y el 25 lo pasamos solos los cinco (mi esposo, mis enanos y mi madre), la verdad es que traté de hacer una cena y comida especial y lo logré.

Para el 31 y el 1 ya éramos dos personas más, vinieron los papás de Jorge. Y también me esmeré.

Empecé a preparar todo desde el 30 porque, según yo, no quería estar corriendo y cansándome de más el 31.

Total que igual me llevé una friega, aunque lo tenía todo listo como si de un programa de cocina se tratara.

Por la mañana preparé todos los ingredientes para que por la tarde-noche sólo tuviera que echar las cosas a la olla y dejar que se cocinaran.

Al final no fue tan sencillo y la verdad es que terminé agotadísima. Igual disfruté mucho la cena, que dicho sea de paso me quedó espectacular.

Pero hoy me tocó la friega de recogerlo todo, lavarlo todo y, si bien ya no tenía que cocinar, sólo recalentar, igual terminé cansada a la hora de la comida.

 

 

El menú delicioso y tuvo mucho éxito

 

De primeros puse entrante de carnes frías, camarones cocidos con vinagreta, camarones al ajillo, cazuela de mariscos a la marinera, croquetas de jamón serrano y calamares a la romana.

Como plato fuerte tuvimos tres tipos de carne (lomo y pierna de cerdo) con sus patatas fritas y ensalada.

El postre, hojaldres rellenos de natillas de vainilla y chocolate, así como un flan de queso que hizo la mamá de Jorge. Todo acompañado de un pan hecho por mí.

Me molesté un poco porque los papás de Jorge se levantaron tarde y se fueron caminando a misa.

Eso hacía que yo tuviera que hacerlo todo sola y la verdad esperaba un poco de ayuda.

Por la tarde, nos dormimos un rato y ese rato se convirtió en varias horas; pero descansé bastante.

 

 

Cosas por las que estoy agradecida:

 

1. Gracias porque me di cuenta que las personas no hacen las cosas por molestarme, soy yo la que espera que las personas hagan cosas y eso es lo que me genera molestia, si no digo lo que quiero o necesito, ellos no pueden saberlo.

2. Gracias por comprobar (una vez más) que soy capaz de lograr lo que quiero si me lo propongo.

3. Gracias porque mi columna está respondiendo bien a la sanación y todo este esfuerzo y trabajo no ocasionó grandes problemas.

 

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS

 

Mensaje de los Ángeles:

«Escribe las preocupaciones o deseos en una hoja de papel que colocarás dentro de una caja que llamarás <Caja de Dios>, como una forma de liberar y permitir que la divinidad te ayude».

 

Mensaje de las Hadas:

«Este es el momento perfecto para avanzar».

 

 

Por hoy es todo, pero ya sabes que cualquier cosa,

estaré encantada de leerte en los comentarios y por correo (platicamosrocio@gmail.com).

Gracias por leerme y

si te apetece, comparte y soñemos juntas.

No seas diferente,

¡Sé única!

¡Besiños infinitos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.